White hat SEO & Black Hat SEO

Qué es el Black Hat, White Hat y Grey Hat SEO

Es posible que alguna vez hayas que una estrategia o una acción en SEO es «Black Hat» y hayas pensado en si hay que ponerse sombrero para mejorar el posicionamiento. Bueno, aún no hemos llegado a eso, pero de momento en SEO tiene unas normas y hay que cumplirlas. Entérate de qué es el Black Hat, White Hat y Grey Hat SEO y cómo conseguir al hombre del sombrero blanco en tu página web.

El hombre del sombrero blanco

Este término tan fashion adaptado al mundo del posicionamiento web proviene del cine. ¿Te has fijado alguna vez en las viejas películas del Oeste? En ellas, los malos siempre utilizaban un sombrero oscuro mientras que el sheriff o el pistolero bueno de turno uno claro. Así que el bueno era el hombre del sombrero blanco y el malo del del sombrero negro. Era un código sencillo para que los espectadores identificaran rápido el que iba a ser malo y el bueno.

Pues bien, esos términos se siguen utilizando hoy en día en la sociedad norteamericana, asumiendo que el hombre del sombrero blanco es el guardián de la ley, de lo legal. Vamos, el bueno de la película. Y te estarás preguntando ahora mismo… ¿esto qué tiene que ver con el SEO? Bien , pues allá vamos.

En SEO hay una serie de normas sobre lo que se puede hacer para ayudar a posicionar tu web, lo que no se debe aunque no es penalizable y sobre lo que nunca jamás de los jamases debes hacer. Es decir: el White Hat SEO (lo legal y lo bueno) y el Black Hat SEO (lo penalizable por Google).

Grey Hat SEO

¿Donde colocamos entonces a todas estas estrategias que no son Black Hat SEO pero tampoco Black Hat SEO? Pues en el llamado Grey Hat SEO. No es tan peligroso como utilizar las Black Hat, pero piensa que lo que hoy se considera Grey mañana Google puede pasar a considerarlo Black, por lo que es necesario tener cuidado.

Por ejemplo, en los albores del mundo SEO, era muy frecuente llenar el pie de página de una web con las keywords que querías posicionar en el mismo color que el fondo. De ese modo, no eran perceptibles al ojo humano pero la araña de Google las cogía. Una estrategia que estaba rozando lo no legal. ¿El problema? De un día para otro, esta técnica pasó a ser considerada Black Hat SEO, por lo que millones de sites descendieron a toda prisa en lo que a posicionamiento web se refiere.

Qué es el Black Hat, White Hat y Grey Hat SEO

Que no te engañen, el Grey Hat SEO de hoy es el Black Hat SEO de mañana. Por eso es tan importante no hacer caso a gurús ni mitos sobre el SEO sino confiar en especialistas que conocen las herramientas de posicionamiento y conseguirán que tu empresa escale puestos en Google.

Confía en una agencia de marketing digital con experiencia, con todos los conocimientos necesarios, que sepa de diseño gráfico, fotografía, estrategia, redes sociales y, por supuesto, de SEO. Y que no te pongan el sombrero que no es.