Lo que aprendí de redes sociales gracias a las series: Friends

Se dice que nuestra personalidad de adultos se forma durante la infancia. Somos la suma de nuestras experiencias, pero también de nuestros gustos y, sobre todas las cosas, de lo que aprendemos de cada uno de ellos. Por eso un tema tan en boca de todos como son las series de televisión y su actualidad rabiosa como principal medio de entretenimiento de la población es algo tan irónico. Las series de televisión no acaban de llegar: llevan muchos años formando parte de nuestra vida. Y haciéndonos aprender cientos de ideas sobre la vida, el mundo y, por supuesto, el marketing y la publicidad. Esto es lo que aprendí de redes sociales gracias a las series: Friends

Y es que inauguramos una línea de contenido en la que analizaremos qué aprendemos y de dónde provienen muchas de nuestras ideas sobre marketing digital, publicidad, SEO, redes sociales o marketing de contenidos entre otras a través de series de televisión. ¡Dentro intro!

Lo que aprendí de redes sociales gracias a las series: Friends

Vamos a ser completamente sinceros: esto es lo que lo que aprendí de redes sociales gracias a las series: Friends. Pero pero son cientos, miles las enseñanzas que nos dieron las series de televisión. De cualquier tema, para cualquier momento. Y gracias a ellas podemos decir que hemos llegado a este punto. Porque si nosotros hemos crecido con ellas, la publicidad ha ido creciendo con estas historias de la mano.

Probablemente no quede ya nada más nuevo que contar sobre Friends que no se haya dicho ya. Una de las series más longevas de la historia y que, sin embargo, sigue siendo fresca. Polémicas aparte (que haberlas, «haylas«) es una serie de televisión que 20 años después de su estreno no resulta rancia y el tiempo pasa bien por ella.

Friends es una serie que nos hablaba de compartir, de la amistad, de disfrutar de unos y otros ¡y de cotillear! Te suena de algo ¿a que sí? ¿Podemos decir que Friends pudo ser el origen de las redes sociales? No tenemos pruebas, pero tampoco dudas.

La historia de Monica, Chandler, Ross, Phoebe, Joey y Rachel habría pasado por stories. Tramas con fotos en Facebook en las que Monica y Rachel no querrían ser etiquetadas por ser de su pasado, en las que Chandler ve los tweets (subidos de tono) de su madre, Joey es un influencer, Ross mantiene un perfil anónimo sobre paleontología o Phoebe se niega a aparecer en ninguna imagen porque no quiere tener rastro digital serían seguro algunas de sus actualizaciones.

Así que de Friends aprendí en publicidad que lo mejor siempre es compartido con los amigos. Que las redes sociales son, sobre todo, sociales.

Si quieres saber qué más hemos aprendido como expertos en Marketing Digital, te estamos esperando. Ya sabes:  I’ll be there for you…