cookie-less

Cookie-less: qué es y por qué te interesa

¿Sabes qué significa la palabra “cookie-less”? ¿La habías oído alguna vez? ¿Por qué es importante que conozcas el término? ¿Cómo puede ayudarte en tu estrategia de marketing y comunicación?

Si es la primera vez que te topas con este concepto, tantas cuestiones acerca de ella te habrán agobiado. ¡Pero no te preocupes! En Elio Estudio estamos para ayudarte. Por eso, te hemos preparado un nuevo post en el que te explicamos todo lo que debes saber sobre la nueva tendencia cookie-less.

Y es que, aunque sea la primera vez que te encuentras con ella, seguro que su nombre ya te evoca algunas ideas: internet, datos, marketing, cookies… Y no, no vas en absoluto desencaminado. ¡Pero no nos adelantemos!

¿Qué es el cookie-less?

Como ya habrás imaginado, en el mundo del marketing cuando se habla de cookie-less nos referimos a tendencias que excluyen las cookies de su estrategia. Dicho de otro modo: se trata de la desaparición de las cookies de los navegadores de terceras personas.

Lo que hace muy poco nos parecía imposible es hoy una realidad. Nos guste o no, el concepto cookie-less es el único futuro que ahora se le presenta al marketing, y debemos idear nuevas formas de obtener información de nuestros clientes.

Pero, ¿por qué estamos tan seguros de esta tendencia? Porque el pasado enero Google anunció que retiraría estas cookies de su navegador Chrome en un plazo máximo de dos años. Y, aunque no es el primero que lo hace (Safari o Firefox comenzaron a hacerlo en 2017), el anuncio ha supuesto una verdadera bomba en el sector de la publicidad digital.

¿Qué son las cookies de terceros?

Por si todo este entramado de marketing digital sobre cookies, datos y usuarios se te viene grande, mejor vamos a explicarte qué cookies son las que desaparecerán y para qué sirven (o servían).

Una cookie es un archivo que crea una página web y se almacena en el navegador del usuario. Este archivo comienza a recabar pequeñas cantidades de información sobre el historial de navegación del usuario.

En publicidad digital, desde su aparición, las cookies han servido para conocer los comportamientos e intereses del público de un sitio web. Así, conoces perfectamente a quién te estás dirigiendo y qué tipo de contenido le interesa.

Ahora bien: la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información hace una distinción entre las cookies propias –o de primera parte- y las cookies de terceros, que son las que desaparecerán en los próximos años.

Las cookies propias son las que un servidor gestionado por el editor de la web envía al navegador del usuario. Desde dicho servidor se presta al usuario un servicio solicitado por él mismo.

Sin embargo, las cookies de tercera parte son enviadas al navegador desde un dominio gestionado por una entidad distinta al editor del mismo, que trata los datos que obtiene a través de las cookies.

¿Por qué tanto revuelo?

Puede que todo lo que te hemos contado hasta ahora te parezca demasiado técnico, pero el resultado de esta revolución es fácil de entender y pronto será tangible: la medición de acciones en marketing y la segmentación serán más complicadas.

¿Por qué? Habrá muchos datos con los que las empresas no puedan contar, por lo que perderán gran parte del conocimiento sobre los usuarios que navegan por su sitio web. La medición y la implementación de nuevas acciones se complicarán.

Ante esto, el gigante Google ha prometido implementar nuevas maneras de obtener este tipo de información sin tener que usar los datos de los usuarios. Pero, hasta que lleguen estas herramientas, las empresas se enfrentan a un gran reto.

¿Supone el cookie-less un verdadero problema para el marketing?

Desde luego, la inminente llegada de una tendencia cookie-less ha sido objeto de debate en el sector del marketing durante todo este año. Hay posiciones enfrentadas sobre las consecuencias de este fenómeno.

No obstante, en Elio Estudio tenemos una opinión firme y clara: la tendencia cookie-less no supondrá un problema para las estrategias de marketing. En todo caso, supondrá un estimulante reto que obligará a los profesionales a ser más creativos.

 

¿Te has perdido con nuestra explicación? ¿Crees que necesitas ayuda para adaptarte a los nuevos tiempos que se avecinan? Entonces, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros! Juntos, haremos que tu empresa avance en el mundo digital.