email marketing

La resurrección del email marketing

Parecía que el email marketing estaba acabado. La exhaustiva segmentación que necesitaba, así como las horas de trabajo para hacer atractivas las comunicaciones, quedaron solo al alcance de las grandes empresas con grandes departamentos de marketing y comunicación.

Además, cada vez más personas consideran el email marketing intrusivo. ¡Y eso que la mayoría de empresas te da la opción de no recibir email o de darte de baja cuando quieras! Eso sí: estas opciones no siempre son reales o funcionales.

La tasa de cancelación normal en las campañas de email marketing suele estar entre el 0.2% y el 0.5%. ¡Pero es que siempre parece que la nuestra es mucho más alta! Además, varios consumidores han admitido no sentirse influenciados por estas campañas.

Bueno, pues todo esto parece estar, por fin, llegando a su fin. El email marketing sigue siendo una estrategia extremadamente útil y cómoda, que nos permite llegar a mucha gente en poco tiempo y establecer contacto con ellos.

Además, estas personas a las que llegamos no son un público aleatorio: son nuestro público, objetivo o potencial, por lo que se les presupone un interés en el contenido de nuestras campañas de email marketing.

Pero, ¿cómo puedo optimizar mi campaña para que no incurra en los mismos errores? ¿Cómo le saco partido a una estrategia de email marketing en 2021? Atentos a los consejos que os traemos en Elio Estudio.

Estudia bien la frecuencia de envío

En la introducción ya hemos mencionado que muchos usuarios sienten que las campañas de email marketing son intrusivas. Pero, si en casi todas han accedido a participar, ¿por qué ese rechazo ahora?

Gran parte de este rechazo se debe a la frecuencia con la que enviamos los emails. Debemos prestar mucha atención a la frecuencia de envío: si nos quedamos cortos, nuestro público no nos recordará. ¡Pero ya sabemos qué pasa si mandamos demasiados!

Los usuarios asocian campañas de email marketing con frecuencia reducida al famoso spam. Y, claro, eso no interesa a ninguna empresa: el usuario se dará de baja o, simplemente, borrará los correos sin siquiera abrirlos.

La mayoría de los expertos coinciden en que la frecuencia idónea es enviar correos una vez a la semana. ¡Pero cada empresa y cada público es un mundo! Así que estudia bien a tus destinatarios antes de establecer el calendario.

El asunto: la clave del éxito

Para que tu campaña de email marketing funcione deberás trabajar las líneas de asunto del correo electrónico. Al fin y al cabo, es el primer contacto con el usuario. Es la oportunidad de generar interés en él.

Si conseguimos un buen asunto no solo bajará la tasa de cancelaciones, sino que aumentará la tasa de apertura. Nuestro público querrá conocer el contenido de la campaña, informarse.

Por ello, es importante que el asunto sea llamativo, personalizado, relevante e interesante. Piensa en lo que te gustaría encontrar a ti: ¿qué te haría abrir un email como este? Es difícil, pero no imposible.

Eso sí: la línea de asunto no es lo único que debemos cuidar. Aunque sea el primer contacto con el usuario y, en muchos casos, decisiva, el contenido de la campaña deberá ir acorde con ella para no defraudar al público.

Segmentar bien para resucitar nuestras campañas de email marketing

Lo hemos comentado al principio: una buena segmentación es clave para el éxito de cualquier campaña de marketing. ¡Y las de email marketing, por supuesto, no iban a ser menos!

Tenemos que conseguir que nuestro mensaje llegue a la persona correcta en el momento correcto. Por ello, debemos segmentar nuestras bases de datos en, al menos, tres categorías de usuarios –altamente segmentadas, segmentadas y sin segmentar-.

Se habla de estas categorías, pero lo ideal sería que conocieras a tu base de datos lo suficiente como para hacer una segmentación lo suficientemente buena como para personalizar el mensaje para asegurar su éxito.

Porque, al final, eso es lo que buscamos con la segmentación: dirigirnos a la persona correcta.

 

Y tú, ¿llevas a cabo campañas de email marketing? ¿Necesitas ayuda con tus estrategias de marketing? Si es así, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!