La publicidad en redes sociales durante la campaña electoral

La publicidad en redes sociales durante la campaña electoral

Es posible que hayas leído recientemente alguna que otra noticia en la que los diferentes medios de comunicación acusan a un partido u otro de hacer publicidad en redes sociales fuera de la campaña electora. Y es que a día de hoy (ojo, en pleno 2019), las redes sociales siguen teniendo algunos vacíos legales en cuanto a las campañas electorales. ¿Podemos patrocinar un anuncio de, por ejemplo, Asos durante cualquier momento pero no uno de un partido político fuera de campaña? ¿Y durante los días previos? ¿Y si lo realiza un tercero pero no el partido? Pues justamente de eso vamos a hablarte hoy en este post sobre la publicidad en redes sociales durante la campaña electoral. 

Y olvídate de tener que coger papel y lápiz que te vamos a explicar todo lo que siempre has querido saber pero nunca te has atrevido a preguntar sobre este tema de una manera sencilla. Rápida es posible que no, pero sencilla… hasta para un niño de cinco años.

La publicidad en redes sociales durante la campaña electoral

Lo primero de todo es dejar clara una cosa: en la publicidad y todo lo que a ello se refiere, Facebook e Instagram son uno. Por otro lado, es importante diferenciar, en tanto que nos referimos a la publicidad en redes sociales cuál es el objeto a anunciar. Del mismo modo que no es igual una campaña en Facebook para aumentar la interacción que para fomentar los mensajes privados que resuelvan dudas, no es igual ser una marca de ropa que un partido político.

Por este motivo, entre otros, cuando creas tu página te preguntan qué es, si una tienda, una frutería, un blog o la página de un personaje público. Así que si vas a hacer publicidad en redes sociales para un partido político durante la campaña electoral, recuerda que antes de nada tienes que activar este aspecto. Sí, tienes que solicitar a Facebook que te lo permita, si no todos aquellos anuncios, por ejemplo, de tu candidato a los que intentes meter publicidad te la rechazará automáticamente.

Sucede igual si es una ONG o una página de contenido social así considerado. Si tienes dudas sobre la política de Facebook, puedes leer aquí cómo funciona según el lugar en el que te encuentres.

¿Quién puede patrocinar una campaña?

Imagínate que tú perteneces a un partido político, al que sea. Eres uno de los militantes y quieres poner tu granito de arena en la campaña de tu candidato/a a través de la publicidad. Las pegadas de carteles están desfasadas, así que has decidido que vas a invertir muy poquito dinero: 30€ de tu dinero en la campaña electoral. Como administras la página del partido, decides invertir esa cantidad durante los meses antes de la campaña, para que se pueda notar más que luego en la vorágine de momento. Hasta aquí todo bien, ¿verdad? Pues no.

La ley de campañas electorales no permite estas actuaciones. Eso sí, hace menos de un año que ha puesto remedio a que se lleven a cabo. Han tardado, pero al menos lo han hecho. Las redes sociales son un medio más para hacer campaña electoral, pero hasta 2019 no se ha impedido que, verdaderamente, eso sea así.

Recientemente ha saltado a los medios de comunicación la noticia de un particular con intereses en un partido político concreto que tenía varias páginas de Facebook con, aparentemente, diferentes ideologías creadas para «dejar mal» a esos partidos o incitar a la abstención electoral. Asimismo, el administrador hacía publicidad con dinero de su bolsillo de los post de estas páginas.

Lo primero que pensamos al escucharlo es ¿pero y cómo sabemos de dónde viene la persona y que no es dinero del partido? Pues es muy sencillo: ahora en las páginas de partidos aparece quién añade publicidad. De este modo podemos controlar quién ha puesto dinero para esta campaña y que no esté limitado a si es un particular, por ejemplo.

En segundo lugar, hacer publicidad electoral fuera de la fecha legal para ello (dos semanas antes de las elecciones) es total y absolutamente ilegal. Igual que no comenzamos a ver carteles antes de tiempo, tampoco anuncios en nuestro Instagram. La ley está para cumplirla, conlleve el uso de Hashtag o no.

La comunicación política es un mundo apasionante. Pero no todo vale ¿no te parece?