El arte y la fotografía se fusionan en Fantasía de Colores, de Emilio Simón Gómez.

A pesar de que ElioEstudio es una agencia de comunicación con poco más de un año de vida, ya se ha posicionado como una de las agencias de publicidad, fotografía y marketing de referencia en Sevilla. Gracias al empeño de Elena Díaz y Emilio Simón Gómez, sus dos fundadores y alma de ElioEstudio, han conseguido superar las mil barreras que supone ser empresario en nuestro tiempo, y no paran de dar a la luz nuevos proyectos, como Fantasía de Colores.

 

El más sorprendente de ellos viene de la mano de Emilio Simón Gómez. Sus últimas sesiones fotográficas nos han dejado a todos con la boca abierta. Una mezcla de genialidad y fantasías a todo color. Vienen acompañadas, además, de incréibles videos en donde podemos ver todo el proceso fotográfico acompañado del resultado final. Instructivo a la par que extraordinario. Resulta asombroso ver la complejidad y técnica que requiere el arte de la fotografía. Por eso hablamos con nuestro protagonista, Emilio Simón, para que nos cuente más acerca de Fantasía de Colores y su obra.

 

 

  • En estos últimos años, en los que además parece haber una explosión de la fotografía y lo audiovisual, hemos ido viendo como progresaban de forma extraordinaria tus trabajos fotográficos. Pero, ¿cuánto tiempo llevas ejerciendo como fotógrafo?

La fotografía se cruzó en mi camino casi por casualidad hace muchos años. Opté por estudiar imagen y sonido, que en aquella época estaba muy de moda, y aterricé en Nestor Almendros, instituto que lleva el nombre de un grande que desapareció hace años, poco conocido pero con una gran reputación. Fue uno de los mejores directores de fotografía y recomiendo de su película Días de Cielo.

 

  • Supongo que ese periodo de formación fue esencial. Pero, ¿cómo aprendiste a desarrollar la técnica que tienes hoy en día?

No cabe duda que la teoría y la base, la adquieres con la formación reglada. Es fundamental, a mi entender, tener un buen profesorado que te transmita la ilusión, la pasión y los conocimientos. Después,  entra la fase del desarrollo personal, en el que uno estudia, investiga y practica hasta conseguir lo que desea.

 

  • Y, ¿crees que es una profesión difícil? Lo pregunto porque, hoy día, parece que cualquiera que tenga un Iphone puede ser fotógrafo. ¿Crees que es una profesión bien valorada por la sociedad?

Sin ninguna duda, no es una profesión fácil, mas aún en el país en el que vivimos. Ser fotógrafo profesional conlleva infinidad de aspectos añadidos. Gastos en impuestos, seguros y, sobretodo, la inversión en equipos, que para nada son baratos. Un equipo de un fotógrafo profesional puede superar los 15.000 €. Es muy triste reconocerlo, pero no. Creo que no está bien valorada. Por desgracia, vivimos en una sociedad en la que el arte -porque la fotografía es un arte- no se valora como se debería. Tampoco se apuesta por difundir el trabajo de aquellos que luchan cada día por defender su trabajo y su profesión.

Te pongo un ejemplo. Ahora se ha puesto de moda el TFCD. Aunque muchos desconocen su procedencia, es tan antiguo como los orígenes de la fotografía, aunque fue a finales del siglo pasado cuando se puso de moda en Inglaterra. Es lo que se denomino TFP (Time For Picture) y posteriormente TFCD (Time For CD). Es decir, los artistas que necesitaban modelos y no podían pagarlas, llegaban a un acuerdo de mutuo beneficio. De este modo, el fotógrafo tenia modelo para sus proyectos, y  la modelo recibía a cambio una copia de esas fotos. De este origen a lo que ocurre actualmente han cambiado muchos las cosas. Ahora la gente que se compra o le regalan una cámara réflex básica, se auto-denomina fotógrafo. Se ofertan en redes sociales y hacen competencia desleal. Y, lo que es peor, se aprovechan de la ingenuidad de las chicas que quieren ser modelos promocionando el famoso TFCD. Todo esto en un marco de dudosa legalidad. En definitiva, la era digital ha fomentado en gran medida eso, aunque esperemos que se reconozca la situación y aparezca algo de cordura.

 

 

  • Hablando de la fotografía como arte. ¿Cómo se te ocurren las ideas para tus fotografías? Es interesante porque siempre se aprecia un toque de personalidad e innovación en tus trabajos, como ocurre con Fantasía de Colores. ¿Cómo se te ocurrió trabajar con pintura y polvo?

Como le ocurre a todo el mundo, en nuestras vidas tenemos gente que son referentes para nosotros, y que seguimos a nivel profesional porque admiramos el trabajo que desarrollan. Yo también soy así. Hace mucho que sigo a grandes fotógrafos que tienen la habilidad de plasmar aquello que tienen en su mente. Modestamente, considero que la única fotografía que es instantánea y que juega en gran medida con la rapidez es el foto-periodismo, quizás por la parte de imprevisión que existe en ese trabajo. El resto de fotografía, y sobre todo la artística, considero que el fotógrafo ha de tener la imagen en su cabeza y su labor es plasmar lo que él ve para que los demás puedan verlo y disfrutar de su visión.

Respecto al polvo, se me ocurre trabajar con ellos viendo un reportaje de National Geographic de la India en el que se celebraba el cambio de estación con la fiesta del Holi, en la cual se lanzan pigmentos de colores para celebrar la entrada del otoño. Vi que algunos profesionales habían intentado plasmar esa idea, pero ninguno a los niveles que lo hemos hecho nosotros con la fuerza, color, movimiento, etc. La pintura es la continuación de esa idea original en la que poco a poco hemos ido evolucionando desde el proyecto original. Pretendemos hacer una interpretación de los cuatro elementos a través de nuestra fotografías y del color. Ahora nos queda interpretar el fuego y el viento –risas-. A ver que hacemos. Curiosamente, después de publicar nuestro video y tras miles de visitas en Youtube, el equipo de marketing y publicidad de Cristiano Ronaldo hizo algo muy parecido –risas-. Seguro que han visto el video.

 

  • Sin duda, en los videos se ve el gran trabajo que hay detrás de cada toma. ¿Cómo fue el proceso de elaboración de Fantasía de Colores y las sesiones de polvo? ¿Cuánto tiempo tardaste en obtener el resultado final?

La producción de las sesiones conlleva un coste importante, a pesar de que contamos con la  ayuda de numerosos amigos dispuestos a prestarnos su tiempo desinteresadamente. Pero existe una inversión material que no es fácil de afrontar cada vez que tienes algo en la cabeza. Tanto en la sesión de pintura como la de polvo, tuvimos que repetir muchas veces hasta conseguir lo que se buscaba. Pero por ejemplo, la sesión de polvo verde con la modelo Angy Gamero duró 15 minutos de reloj. La gente no se lo cree, pero es así, fue algo increíble. En cuanto a la pintura, también tuvimos que repetir, pero en la mayoría de las ocasiones la sincronía y la organización facilitó mucho todo el trabajo. En definitiva, fueron varios días de planificación y muchas horas de trabajo en cada sesión. No es algo fácil la verdad.

 

  • ¿Y tienes pensado presentar Fantasía de Colores y los trabajos de polvo a algún concurso, o hacer una exposición?

Pues sí. No cabe duda, es muy satisfactorio ver plasmado en una imagen lo que tienes en tu mente. Pero es infinitamente más satisfactorio ver a la gente delante de tu obra. Las caras y las expresiones, no tienen precio. Recientemente estuvimos en Zurich y Venecia por diversos motivos ,y tuvimos ocasión de establecer contactos con galerías que mostraron su interés por mi trabajo. Lo de Zurich es difícil de explicar en la sociedad en la que vivimos. Exponer, ser valorado y ver tu obra vendida a gente que paga lo que se le pide es otro mundo. Y lo mas importante, gente que invierte en tu obra porque reconocen el arte. En paralelo hemos presentado diversas obras a varios certámenes, la mayoría internacionales. EEUU, Reino Unido, India y Dubai, aunque también hay hueco para España siempre.

 

  • Para terminar, ¿nos puedes adelantar algún avance de tus próximos trabajos? 

Pues mira, como puedes imaginar todo no es fotografía creativa y publicitaria. Somos muy buenos en Boudoir, que es un técnica tan antigua como la fotografía en sí y que pretende plasmar la sensualidad femenina de la mujer en su intimidad. No es fotografía erótica, antes de que me lo preguntes –risas-. Es hacer que la mujer se sienta especial, hermosa, sensual, estrella por un día. Y sin duda con el grato recuerdo de tener las fotografías para siempre. En breve vamos a hacer un trabajo fantástico sobre Boudoir, ya veréis el resultado.

 

 

¿Qué os ha parecido Fantasía de Colores? Si quieres saber más, y estar al tanto de los próximos trabajo de Emilio Simón, síguenos en nuestros canales de YoutubeFacebook, Instagram y Twitter. Para sesiones de fotografía, no dudes en contactar con nosotros. En ElioEstudio, tu Agencia de Publicidad, Comunicación y Fotografía en Sevilla, estaremos encantados de atender tus peticiones.

 

 

Tags: emilio simón gómez, fantasía de colores, boudoir, fotografía con polvo, fotografía con pintura, emilio simón, arte y fotografía, facebook, twitter, instagram, youtube, redes sociales sevilla, videomarketing, comunicación corporativa, community manager, content marketing, marketing de contenidos, diseño web, branding, logotipos, sesión fotográfica sevilla, estrategias de comunicación y marketing, elioestudio, agencia de publicidad sevilla, agencia de comunicación sevilla, estudio de fotografía sevilla, asesoramiento de marketing, marketing online, posicionamiento web, community manager sevilla, diseño web sevilla, diseño gráfico, redes sociales, social media, aplicaciones móviles, campañas publicitarias, inbound marketing.