El packaging es un elemento fundamental en el proceso de diseño de nuestro producto. Cada día salen al mercado miles de productos nuevos. En tiendas y supermercados nos encontramos con una gama cada vez más amplia de marcas para escoger. Por eso no basta con que nuestro producto sea bueno. En un mercado cada vez más saturado, tiene además que ser atractivo, destacar. Y el packaging, es decir, el envase, es nuestra mejor carta de presentación. Ante el desconocimiento, nos dejamos guiar por la apariencia y la intuición. Y en ambas cosas, el packaging juega un papel decisivo.

3 claves para diseñar de forma efectiva tu packaging:

 

  • 1. Planifica bien tu imagen. Lo primero que debes preguntarte es: ¿qué imagen deseo transmitir? Para contestar correctamente a esta pregunta debes pensar en tu target. Es decir, en tus clientes potenciales, el público al que te quieres dirigir. ¿Cuál es su sexo, edad, poder adquisitivo, gustos, aficiones? Responder a todas estas preguntas nos acercará más a nuestros clientes. A intuir lo que desean. Si vas a renovar tu packaging, recuerda que la innovación debe tener un nexo de unión con la esencia de la marca. Y un sentido. No olvides que el asentamiento de la identidad de una marca requiere de una identidad corporativa más o menos estable, lo que implica cambios graduales en lugar de radicales.
  • 2. Busca la diferenciación. En un mercado saturado de posibilidades, distinguirse y destacar resulta imprescindible para la supervivencia. Así, trata de estudiar bien a la competencia y analizar tanto sus aspectos positivos como negativos. Aprovéchate de las ideas exitosas y trata de transmitir la personalidad de tu marca al producto. Pero ojo, hay que tener cuidado. La diferenciación no se traduce necesariamente en extravagancia. Debemos tener siempre presente la imagen que deseamos transmitir, que no necesariamente debe ser moderna o innovadora. Por ello, es mejor diferenciarse buscando en tu producto valor añadido, un “extra”, un punto a favor.
  • 3. Intenta ser práctico. No basta sólo con diseñar un packaging atractivo. Recuerda que el cliente también demanda la practicidad y el sentido utilitario. La finalidad de todo producto es servir al cliente, hacer su vida más cómoda. Busca esto también en el packaging de tu producto. Procura que sea fácil de abrir, y, en el caso de que el packaging tenga que estar abriéndose y cerrándose de forma continuada, busca la manera de que este proceso sea sencillo. Una forma original de dotar de practicidad a tu envase es pensar en su doble uso. Por ejemplo, piensa en los botes antiguos de ColaCao que ahora sirven como elementos decorativos. Buscar la durabilidad de nuestro packaging tiene una triple ventaja: hace que nuestro envase y marca sea más memorable a la vez que nos publicita. Además, ayudamos a evitar generar más residuos, contribuyendo de esta forma a preservar el medio ambiente.

 

pimenton_portada1

Un ejemplo de packaging bien dirigido lo encontramos en uno de nuestros clientes, Los Extremeños. Se trata de una empresa familiar dedicada desde 1940 a la fabricación y envasado de Pimentón de la Vera. Para el packaging, apostamos por un diseño que mezcla elementos originales a la par que tradicionales; con una estética retro que evoca la amplia trayectoria profesional de la marca.

¿Te gusta nuestra propuesta?

 

Tags: packaging, diseño de packagins, seo, sem, estrategias de comunicación y marketing, elio estudio, agencia de publicidad sevilla, agencia de comunicación sevilla, asesoramiento de marketing, posicionamiento web, community manager sevilla, estudio de fotografía sevilla, redes sociales.